Conexiones neuronales

Neuropsicología

¿Qué es la Neuropsicología?

La neuropsicología es una disciplina proveniente de las neurociencias que se encarga de poner en relación los procesos cognitivos, el cerebro y el comportamiento humano.

¿Cuáles son los procesos cognitivos superiores?

Los procesos cognitivos superiores son aquellos que rigen el comportamiento de las personas y que están implicados en todas las tareas que hacemos, desde las más básicas del día a día, hasta las más complejas y difíciles.

Estos procesos se clasifican en:

  • Orientación (con sus subcomponentes personal, espacial y temporal).
  • Atención (con sus subcomponentes de atención focalizada, sostenida, selectiva, alternante y dividida).
  • Memoria (procedimental, verbal y visual, semántica y episódica, con sus subcomponentes de codificación, consolidación y recuperación, a corto y a largo plazo).
  • Aprendizaje.
  • Percepción y movimiento.
  • Lenguaje (con sus subcomponentes fonológico, semántico y pragmático).
  • Cálculo, lectura y escritura.
  • Funciones ejecutivas (planificación, organización, iniciación, fluidez, memoria de trabajo, inhibición, supervisión, flexibilidad, razonamiento verbal y abstracto).
  • Velocidad de procesamiento.
Cerebro de mujer
Cerebro seccionado

¿En qué consiste la Evaluación Neuropsicológica?

A raíz de problemas que se van detectando en el día a día de las personas, el Neuropsicólogo, a través de escalas y pruebas convenientemente baremadas y estandarizadas, va a valorar los anteriores procesos descritos, de tal manera que es capaz de realizar un perfil en el que se describen aquellos procesos que la persona presenta preservados, también llamados sus puntos fuertes, y aquellos otros que son los débiles y que son los que producen esos fallos y problemas que se venían observando en la vida cotidiana de la persona. La evaluación también sirve para hacer diagnóstico diferencial cuando otros especialistas dudan acerca de la patología que una persona presenta por las pruebas que otras disciplinas aportan, como la neuroimagen, ya que da una información fiable y veraz acerca del funcionamiento del cerebro, basado en teorías científicas.

¿Y qué es la Rehabilitación Neuropsicológica?

Una vez que se han detectado esos puntos fuertes y débiles del perfil de la persona, el Neuropsicólogo realiza un plan de rehabilitación personalizado y adaptado que se basa en mejorar, mantener y en último caso evitar la progresión de aquellos procesos que se encuentran afectados, apoyándose en aquellos procesos que se mantienen preservados. De tal manera, que con la rehabilitación se trata de optimizar el rendimiento general de la persona.

Cerebro azul

¿Qué tipo de tratamientos cognitivos existen?

Según los resultados obtenidos de la evaluación previa, existen principalmente dos tipos de tratamiento:

  • Rehabilitación cognitiva.
  • Este tipo de tratamiento es útil cuando los procesos cognitivos de la persona están deteriorados de manera que ya no funcionan de la forma en que lo hacían antes. En este caso, los objetivos del Neuropsicólogo serán optimizar el rendimiento de esos procesos deteriorados mediante estrategias de restauración o sustitución, es decir, conseguir que la persona siga realizando las mismas actividades con los mismos procesos deteriorados o apoyado en otros adyacentes, o compensación, es decir, dotar a la persona de estrategias externas para conseguir a corto, medio y largo plazo, que la persona pueda seguir realizando las mismas actividades que ya venía haciendo.

  • Estimulación cognitiva.
  • Este tipo de tratamiento es muy beneficioso cuando se muestran indicios de un deterioro cognitivo debido a la edad o a otros factores y lo que se pretende es trabajar con las diferentes funciones con el fin de mantener el rendimiento actual de la persona el máximo tiempo posible.

¿Qué tipo de pacientes se pueden beneficiar del tratamiento cognitivo?

  • Cualquier persona que haya sufrido un daño cerebral que haya modificado su funcionamiento cerebral: Traumatismos cráneoencefálicos, accidentes cerebro-vasculares, epilepsias, tumores cerebrales…
  • Pacientes que sufren de enfermedades neurodegenerativas que tienen implicaciones neuropsicológicas: Enfermedad de Alzheimer, Parkinson, Huntington, Esclerosis Múltiple, Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Demencia de cuerpos de Lewy…
  • Personas con algún déficit en el neurodesarrollo: Niños y adultos con sospecha de trastorno de déficit de atención y/o hiperactividad (TDAH), alumnos con alguna dificultad académica, lectura, escritura…
  • Pacientes con patologías psiquiátricas que afectan a los procesos cognitivos: Depresión, ansiedad, esquizofrenia, trastorno bipolar, trastorno obsesivo-compulsivo…
  • Personas con quejas subjetivas principalmente de atención y memoria que sientan que su rendimiento ya no es el mismo y quieran llevar a cabo un proceso de envejecimiento activo y sano, asimismo también sirve para ralentizar el transcurso y desarrollo de las demencias.
Cerebro seccionado
Te llamamosReservar sesión online