Pareja en la cama con problemas sexuales

Problemas sexuales

El comportamiento sexual normal es relativo y subjetivo a cada persona y/o pareja. Por ello, la "normalidad" la establece la pareja cuando en esa relación adulta se toma una decisión libre y de forma consensuada, aceptando determinadas prácticas y poniendo límite a otras.

​Los problemas sexuales son variados y pueden diferir en el hombre y la mujer. La mayoría de ellos suelen estar relacionados con las distintas etapas del ciclo de respuesta sexual (deseo, excitación y orgasmo), siendo paralelos en hombres y mujeres, aunque adquiriendo la forma específica determinada por la anatomía de cada sexo. ​

Los problemas sexuales son:

  • Trastornos del deseo sexual: en el que se encuentran el trastorno de deseo sexual hipo activo, que se caracteriza por presentar poco o ningún deseo de tener sexo y, el trastorno de aversión al sexo, se trataría de una evitación de la relación sexual. Ambos trastornos se presentan en hombres y mujeres.
  • Trastornos de la excitación sexual: en el hombre se presenta como trastorno eréctil masculino, que consiste en una dificultad para lograr o mantener la erección y, en la mujer, trastorno de la excitación sexual femenina, que se caracteriza por una dificultad para lograr o mantener la lubricación.
  • Trastornos orgásmicos: podemos encontrar el orgasmo inhibido, más frecuente en mujeres, que suele presentarse como una incapacidad para conseguir el orgasmo pese a haber un deseo sexual y una excitación adecuados. Existe otro trastorno orgásmico que es específico del hombre, se trata de la eyaculación precoz. En este caso la eyaculación se produce antes de que el hombre y su pareja lo deseen. El término precoz es difícil de definir, la cantidad de tiempo adecuada antes de la eyaculación varía de un individuo a otro, por ello, lo importante no es el tiempo transcurrido, sino la satisfacción o no de ambos miembros de la pareja con la relación sexual.
  • Trastornos sexuales por dolor: en ellos se asocia el coito con un fuerte dolor. En algunos casos, el deseo suele estar presente y alcanzan con facilidad la excitación y el orgasmo, pero el dolor durante el coito es grave, lo que hace que se altere la conducta sexual. Siempre se debe descartar cualquier causa médica que pueda estar provocando ese dolor. Otro trastorno más común y propio de las mujeres es el vaginismo; durante el coito se producen unos espasmos involuntarios en los músculos de la pelvis.
Te llamamosReservar sesión online